Peelings químicos

Luminosidad, uniformidad, densidad y elasticidad


El peeling químico es un tratamiento médico, cuyo efecto más inmediato es la eliminación de alguna capa de la piel, más o menos profunda, según la sustancia utilizada, que va seguida de un proceso de regeneración de la misma, apareciendo una piel más luminosa, uniforme, densa y elástica. Están indicados en el fotoenvejecimiento, hipercromías (manchas), acné, queratosis, flaccidez cutánea, pequeñas arrugas, estrías, cicatrices, poros dilatados, etc.

Sustancias como salicílico, glicólico, mandélico, ferúlico, tricloroacético (TCA), ó fenol son los más utilizados, y se eligirá uno u otro, así como el número de sesiones a realizar, dependiendo del efecto que deseemos conseguir. Se recomienda al paciente en la primera visita, el uso de cosméticos específicos durante 15 días a un mes antes del tratamiento para ir preparando la piel.

Tras el procedimiento, excepto en los peelings que se sellan con alguna sustancia, se aplica en consulta una mascarilla calmante. Los consejos para los días posteriores serán entre otros, sustancias hidratantes y/o epitelizantes, así como protector solar, evitando exposiciones al sol. El peeling también puede ser realizado mediante LÁSER,en este caso, FOTONA SP Dynamis vaporizando de forma muy precisa, pequeñas porciones de la epidermis.

Estos peelings con láser están indicados para procedimientos que van desde el tratamiento de arrugas finas hasta la mejoría de arrugas profundas.


Suscríbase a nuestro boletín de noticias

Si desea recibir en su email las últimas noticias relacionadas con nuestro equipo o nuestra Clínica, por favor, suscríbase a nuestro boletín.

Centro autorizado

Solicite cita previa

Contacte con nosotros